La identificación no es un requisito para acceso a la vacuna

Por Rachell Sanchez-Smith
Arkansascovid.com

Para muchas personas indocumentadas sin identificación, recibir la vacuna COVID-19 presenta más obstáculos.

Las personas indocumentadas, particularmente en la comunidad Latinx, dudan vacunarse por temor a que se les pida que revelen su estatus migratorio u otra información personal, o que el personal de la clínica de vacunas les pida una identificación. Pero esos temores son infundados, dijo Danyelle McNeill, oficial de información pública del Departamento de Salud de Arkansas, Arkansas. Las clínicas de vacunación no están obligadas a exigir una identificación, ella dijo. Las clínicas de vacunas son requeridos a preguntar la edad del paciente, agregó ella.

Amanda Echegoyen es directora de operaciones del Community Clinic, una clínica de atención médica sin fines de lucro con base en Springdale con más de 13 clínicas en el noroeste de Arkansas. Foto cortesía de Community Clinic.

Este problema está contribuyendo potencialmente a las grandes desigualdades en las tasas de vacunación en Arkansas. Aproximadamente el 74% de la población blanca está al menos parcialmente inmunizada, en comparación con el 6% de la población hispana, según los datos de la ADH del 2 de junio. Los hispanos representan el 7.8% de la población total de Arkansas, según una estimación de población de 2019 de la Oficina del Censo.

Aunque las clínicas de vacunas muchas veces obtienen cierta información personal y demográfica de rutina, estas bases de datos no se comparten con ninguna agencia ejecutiva. Amanda Echegoyen, directora de operaciones de Community Clinic, una clínica de atención médica sin fines de lucro con base en Springdale con más de 13 clínicas en el noroeste de Arkansas, dijo que su clínica solo toma información esencial de los pacientes.

“Requerimos alguna información básica. Como su nombre, su fecha de nacimiento, su dirección, su número de teléfono, y le haremos preguntas sobre su historia médica para determinar si debe recibir la vacuna,” dijo Echegoyen.

 

La información del paciente también está protegida por la Ley de transparencia y responsabilidad de seguros de salud de 1996 (HIPAA) y las regulaciones de privacidad médica que impiden que los proveedores médicos compartan información privada del paciente, como el estatus migratorio y la información de identificación personal.

El Community Clinic en Fayetteville, Arkansas, el 26 de mayo de 2021, entre muchos otros proveedores de vacunas, ha sido un proponente principal de la vacunación de las comunidades marginadas. Foto por Rachell Sanchez-Smith.

“No podemos revelar esa información”, dijo Echegoyen.

Además del temor general de divulgar información personal, existe desconfianza entre las comunidades minoritarias y las clínicas médicas debido a la historia de inequidades institucionalizadas en el sistema de salud. Según un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), esta desconfianza se ha considerado un factor de riesgo.

La pandemia, y ahora la lucha para vacunar al público, ha resaltado las inequidades de largo plazo que existen en el sistema de salud para las comunidades minoritarias.

“Vacunarse no es causa de ansiedad, o sea, la gente tiene que protegerse y es la mejor manera de protegerse a uno mismo y a su familia también,” dijo Echegoyen.

 

Rachell Sanchez-Smith
Rachell Sanchez-Smith

Rachell is a journalism major at the University of Arkansas School of Journalism and Strategic Media.

ABOUT ARKANSAS COVID


The University of Arkansas School of Journalism and Strategic Media operates this site as an independent source of news and as a community service for Arkansas residents. Students produce the content here under the supervision of Rob Wells, Ph.D., Assistant Professor of Journalism. The data presented here is collected at roughly the same time each day from the Arkansas Department of Health website.

Questions? Email arkansascovid@gmail.com